domingo, 13 de noviembre de 2011

Día 4 en El Hierro.


Cuarto día ya en El Hierro, intentando cazar alguna instantánea del volcán en pleno apogeo, no va a ser fácil.


A varios kilómetros de La Restinga ya se divisa la mancha marina.


Aquí es donde cortan la carretera por las noches para que nadie pase al pueblo desalojado.


Un poco más cerca la mancha se ve mejor. El volcán está tranquilo pero sigue expulsando materiales al castigado mar.


Hoy toca bajar a comer a La Restinga, por fin algunos bares y restaurantes se encuentran abiertos. Fue bonito ver como la camarera del bar salía por la televisión Canaria mientras yo le pedía una cerveza. Casualmente es conejera. Debido al volcán no tienen donde dormir, ahora están viviendo en una residencia de estudiantes en Valverde hasta que el volcán les deje volver.


Un día más, el barco se encuentra allí realizando sus pruebas rutinarias.


Demasiadas sillas para pocos clientes y un fuerte viento, pregunten a la sombrilla.


El barco parado cerca de la mancha. 


Dejando La Restinga la mancha sigue con un aspecto parecido.

              

Tras la visita, hay tiempo todavía para ver el mar desde otras perspectivas. Desde El Mirador de Las Playas tenemos estas vistas. Con el reflejo del sol en la imagen de la derecha no se puede ver bien la distinta tonalidad de las aguas. En la foto de la izquierda podemos ver el túnel que une Timijiraque con Las Playas y El Parador de Turismo, si pulsan sobre la imagen para ampliarla y se fijan en la carretera cortada, a la derecha del túnel, observarán la peligrosidad de la orografía herreña y lo que pueden causar los temblores. 

              

Cambio de escenario, desde el mirador de Isora se puede ver más de cerca el barco que antes estaba en La Restinga y parte de la mancha.


Desde el barco cambian de parecer y dan media vuelta hacia la mancha.


El puerto de La Estaca desde el Mirador de Isora.


Desde La Fuente de Isora cazamos a este avión de Islas Airways.


De camino a Valverde y aprovechando el buen día que ha hecho hoy en toda la isla podemos ver las dos islas vecinas. La foto está hecha desde encima de la presa de la futura central hidroeólica.

El volcán está tranquilo estos días. ¿Se apagara o seguirá molestando?.

Mañana es día de seguir conociendo la isla, siempre con permiso del volcán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario